¿Cómo conservar el papel antiguo?

¿Tienes en tu casa un periódico antiguo? ¿Quieres comprar una de nuestras revistas históricas? ¿Tal vez tengas un libro de principios del siglo XX? En ocasiones en nuestras casas nos topamos con una caja o cajón lleno de papeles o fotografías antiguas con un gran valor histórico y sentimental. ¿Sabes cómo conservarlos correctamente? No dejes que el tiempo y una mala conservación deterioren para siempre esos documentos tan apreciados. Lee la siguiente entrada y descubre cuatro consejos para conservar correctamente el papel antiguo.



Utiliza carpetas para su almacenaje.

Siempre que puedas debe intentar guardar las revistas o periódicos antiguos en carpetas. Es muy importante que el papel antiguo este protegido contra la humedad o la luz tanto artificial como natural.


El papel antiguo es sensible a la luz por lo que es ideal guardarlo en carpetas o archivadores
Nuestras carpetas presentación, son una excelente opción para la conservación de los periódicos antiguos


Ten cuidado con la temperatura y la humedad.

Evita estancias mal ventilados con mucho polvo (sótanos, garajes, altillos...) o lugares con grandes fluctuaciones. La temperatura ideal para guardar correctamente un documento antiguo esta en torno a los 18º y una humedad no superior al 50%. Como con los grandes vinos antiguos el papel antiguo, si se quiere que sobreviva al paso del tiempo, debe guardarse en unas condiciones optimas.


Los documentos antiguos no pueden guardarse en habitaciones con polvo o mal ventiladas
La temperatura ideal para guardar documentos antiguos es de 18º


No los mezcles con otros documentos.

Los periódicos son papeles muy ácidos por lo que no deben mezclarse con otros documentos o a la larga acabarán manchándolos. Te recomendamos que los guardes en carpetas, entre cartones o papeles libres de ácidos que puede encontrar en muchas papelerías.


Para guardar correctamente un documento o periódico lo ideal es que lo guardes en una carpeta o entre cartones
No guardes varios documentos juntos o podrían terminar manchándose


Ten cuidado al ojearlos.

Hojéalos con cuidado ya que el papel puede rasgarse o romperse. Si vas a consultar mucho el documento o se trata de un libro antiguo y temes por su estado te recomendamos que hagas un copia digital. Podrás consultar las veces que quieras la copia del documento y el original podrás archivarlo.


Hacer una copia digital puede ayudarte a conservar los documentos antiguos