¿Se pueden beber los VINOS tan antiguos?

Tenemos vinos antiguos desde el año 1890, vinos que tienen mas de 130 años. Los vinos antiguos que ofrecemos se pueden beber pero el cómo hayan podido evolucionar durante los años en cada caso es siempre un misterio en vinos tan viejos.


¿De qué depende que un VINO ANTIGUO se pueda beber?

Depende mucho del vino en particular, de la crianza que haya tenido, de la bodega, de la añada, etc... pero en todos los casos son bebibles, pero sobre todo los reservas y grandes reservas de las mejores bodegas, que son principalmente los ofrecemos.


Los vinos jóvenes son para beber pronto, y también gran parte de los vinos blancos (aunque con los blancos hay mucho que decir en cuanto a su duración, maduración, haremos otra entrada en el blog sólo para explicar el envejecimiento de los vinos blancos, pues es muy interesante y ya hace unos años que se están poniendo muy de moda y a precios inimaginables hace sólo unos años algunos vinos blancos antiguos de algunas determinadas bodegas y es un tema muy interesante) Pero los vinos tintos con crianza, reservas, grandes reservas, reservas especiales... son vinos preparados para durar, evolucionar y mejorar a través los años pero siempre hasta un limite. Normalmente existe una curva en los años que primero es ascendente en la que el vino sigue mejorando con los años y a partir de su punto más alto, que puede durar mas o menos años, comienza lentamente a descender y a perder en calidad, si bien esa curva es diferente para cada vino.


La duración de un vino depende de la cantidad de tanino, elemento presente en las pieles de las uvas y es aquello que le da acidez y astringencia, además de entregarle una capacidad mayor de envejecimiento. Incluso el nivel de azúcar del vino permite que éste se conserve por mayor tiempo. Así, si compramos un vino de buena carga tánica, bien por su crianza en madera o bien por la variedad empleada, podremos guardarlo durante mucho tiempo al igual que los mejores vinos dulces como por ejemplo los buenos Oportos.


Además, es importante mencionar que el vino es un producto vivo, por lo que está en constante cambio a lo largo de su vida y por lo mismo no debe ser tratado como cualquier otro líquido, si no que con mucha precaución a la hora de almacenarlo para que se conserve de la mejor manera, con temperatura y humedad controlada y ausencia de luz y ruidos como es el caso de nuestra bodega.


Consideraciones:

Temperatura: En torno a los 15 grados centígrados. Que no baje de los 12 y no supere los 18 o 19.

Humedad: La humedad ideal es de un 70% o incluso algo mas, es una humedad algo alta, para evitar la evaporación teniendo y tenga corcho siempre húmedo.

Iluminación: El ideal es que el lugar sea oscuro. La luz daña el vino y esta es la razón por la que las botellas son generalmente oscuras y no transparentes.


Si tienes cualquier tipo de duda estamos a tu disposición a través de nuestro formulario de contacto o visita nuestra carta de vinos donde encontraras vinos antiguos desde 1890 hasta 2022.



Botellas de vinos antiguos: Marques de Riscal y Reserva 904 de Rioja Alta
Vino antiguo desde 1890 en www.PeriodicosHistoricos.com